Queridos Feligreses,

El próximo fin de semana tendremos nuestra colecta anual para el Fondo de Becas de El Salvador. Desde el 2014, Santa Sabina patrocina a universitarios del pueblo de Cinquera, así como a estudiantes de las pequeñas comunidades que rodean a Cinquera. Cinquera es un pueblo único. Fue totalmente destruido durante la Guerra Civil y las familias regresaron cuando se acercaba el final de la guerra, alrededor del 1991. Estas familias reconstruyeron su ciudad y establecieron un comité de liderazgo fuerte para supervisar la reconstrucción y remodelación de Cinquera. En el 1996, Cinquera fue la primera ciudad donde se ofrecieron becas a estudiantes universitarios. Desde entonces, muchos becados se han graduado y ahora tienen trabajos en Cinquera y en todo El Salvador. Cuando un estudiante se gradúa y encuentra trabajo, devuelve la mitad de los fondos que recibió mientras estaba en la beca. Por eso, junto con el fuerte liderazgo de la ciudad, Cinquera se acerca a la realidad de que pronto podrán sostener el programa de becas por su propia cuenta. Este es un gran logro, hecho posible por todos aquellos que han donado al fondo de becas. Si bien la pobreza aún existe, Cinquera es ahora una prueba del impacto que tiene la educación. La educación ha transformado a Cinquera en un pueblo seguro, libre de pandillas.

Mientras celebramos el éxito de Cinquera, hay muchas, muchas otras comunidades en El Salvador que están necesitadas. San Isidro es una comunidad así. Su población de 10,000 personas está formada por 7 pequeñas aldeas. Hay mucha pobreza allí y mucha actividad de pandillas, y se le ha pedido a Santa Sabina que haga la transición de apadrinar estudiantes en Cinquera a apadrinar estudiantes en San Isidro. A medida que los estudiantes se gradúen de Cinquera, se ofrecerán becas a los nuevos estudiantes de San Isidro. El pueblo al que ayudará Santa Sabina se llama El Llano de la Hacienda, cuya población es de 1,500 habitantes. San Isidro, como Cinquera, está ubicado en Cabañas, el departamento (estado) más pobre de El Salvador.

Al igual que nuestros estudiantes en Cinquera, nuestros estudiantes en San Isidro deberán viajar en autobús para llegar a la universidad, que está a unas 4 horas de distancia. Pasan sus semanas en la escuela y viajan a casa para estar con sus familias los fines de semana. Las becas que ofrece Sta. Sabina ayudan a las familias a cubrir el costo de la matrícula, el alojamiento y la comida, y algunos gastos diversos, como las tarifas de Internet y el pasaje del autobús. Para que un estudiante complete un año de estudios universitarios, el costo es de aproximadamente $1300. Mientras estén en beca, los estudiantes deben asistir a una reunión mensual y hacer un proyecto de servicio comunitario mensual, además de mantener sus calificaciones.

Los jóvenes de El Salvador que no tienen la esperanza de una educación tienen muy pocas opciones. Aunque quieren permanecer en El Salvador, muchos optan por emigrar a Estados Unidos para encontrar trabajo y evitar ser forzados a formar parte de una pandilla. Desafortunadamente, las pandillas reclutan a muchos jóvenes a edades muy tempranas. El Centro de Intercambio y Solidaridad, la organización con la que trabajamos para nuestro Fondo de Becas de El Salvador, afirma que “La educación es la herramienta más poderosa para que las familias mantengan sus hogares y salgan de la pobreza extrema”. A menudo se dice que cada joven que recibe una beca es una persona menos que se unirá a una pandilla.

Si desea patrocinar a un estudiante, puede dejar su donación en la canasta de la colecta o puede enviarla por correo a la oficina parroquial. También puede ir a nuestro sitio web (www.stsabinaparish.org) y donar con su tarjeta de crédito o pago ACH. Puede patrocinar a un estudiante durante 1 año completo o ½ año. Cualquier donación que pueda hacer ayudará. Agradezco su generosidad al ayudar a Santa Sabina a llegar a aquellos que necesitan nuestra ayuda. Dios los bendiga a todos y cada uno de ustedes. ¡Mis oraciones están con ustedes!

P. Jeff

Done al Fondo